Se realizó un Grito Por La Libertad

Fue la avenida Francisco de Miranda de la ciudad de Caracas el escenario donde se celebró la concentración denominada “Un Grito por La Libertad”. “No es una celebración, es un recordatorio de lo que falta por recorrer”, con esas palabras el animador Daniel Somaró inició el acto que se realizó ayer para exigir la liberación de los presos políticos y apoyar la Ley de Amnistía y Reconciliación Nacional. La jornada se prolongó por más cuatro horas entre discursos y la actuación de artistas nacionales, a dos años del encarcelamiento de Leopoldo López y el primer año en prisión del alcalde metropolitano, Antonio Ledezma.

Los primeros en tomar la palabra fueron  redactores del la Ley de Amnistía. “Ya basta de tener miedo a las instituciones del Estado, llegó la hora de la gran cruzada”, dijo el abogado Alonso Medina. Luego, los estudiantes alzaron su voz en solidaridad con sus compañeros detenidos. Hasler Iglesias, presidente de la FCU-UCV, expresó: “Ya nada nos detiene,  vamos juntos por la reconciliación de Venezuela”. La dirigente estudiantil de la Universidad Simón Bolivar, Ruth Castillo, añadió que defenderán la ley: “Si el TSJ la devuelve, 7 millones de venezolanos la echarán pa’lante  porque necesitamos reconciliación”.

Los familiares de fallecidos llamaron a la reconciliación nacional. Rosa Orozco, madre de la joven Geraldine Montenegro, abogó por el perdón entre víctimas y victimarios. “Yo perdono al GNB. La única manera de ser libres es perdonando”, reflexionó.

En medio de la ovación, el presidente de la Asamblea, Henry Ramos Allup, se acercó al centro de la tarima y expresó que el TSJ trata de obstaculizar al Parlamento. Ratificó que en los próximos meses estará listo el mecanismo constitucional para el cambio de gobierno por las vía pacifica, y pidió la renuncia del presidente. “Le hemos dicho a Maduro que aún tiene chance de un acto de consideración para su pueblo, debería pedir perdón. Si algo tiene de alma, que haga la dejación de su cargo”. Afirmó que Maduro se mantiene en el poder gracias a una cúpula militar y la Sala Constitucional del Tribunal Supremo.

Antes de finalizar la concentración, Lilian Tintori, esposa de Leopoldo López, envió un mensaje del preso político: “Esta mañana hablé con Leopoldo y me pidió que les dijera que la mejor Venezuela está cerca, habrá agua, luz y comida, medicinas en las farmacias y no habrá paredes que nos dividan, no se perseguirá a nadie que piense distinto”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *