Nuevo atentado, esta vez fue contra grupo de cristianos en Pakistán

Luego del atentado ocurrido en Bélgica esta semana, se produce un nuevo hecho terrorista cuando al menos 72 personas han muerto y unas 359 han resultado heridas en el atentado suicida perpetrado este domingo en la ciudad paquistaní de Lahore, según ha informado el superintendente de la Policía Muhammad Iqbal, en declaraciones al diario «Dawn».

Los medios paquistaníes informan citando fuentes de las fuerzas de seguridad y de los servicios de rescate de este nuevo balance, provocado por la explosión de una bomba que portaba un suicida que detonó la carga en el aparcamiento del parque, a escasos metros de los columpios. El atentado fue perpetrado en torno a las 18.40 horas (hora local).

Los primeros indicios apuntan a que la bomba contaba con rodamientos de metal, que hicieron las veces de metralla, por lo que se sospecha que el atentado pretendía causar el mayor número de víctimas y de forma indiscriminada. El Ejército ha sido ya desplegado en la zona, que ha quedado acordonada por las fuerzas de seguridad.

Un ataque “contra los cristianos”

El grupo talibán Jamaat ul Ashar, escisión del principal grupo insurgente de Pakistán, el Tehrik-e-Taliban Pakistan (TTP), ha reivindicado la autoría del ataque y ha asegurado que el objetivo eran “los cristianos que celebraban la Pascua”. La organización terrorista ha señalado que el atentado forma parte de una serie de operaciones que ha denominado como ‘Saut-ul-Raad’ (la voz del trueno), que continuarán a lo largo de 2016.

Un portavoz policial afirmó que el sospechoso de cometer el atentado suicida es un joven del sur de la provincia del Punjab, de la que Lahore es la capital, que fue profesor de un seminario durante ocho años en Lahore tras terminar sus estudios religiosos en la ciudad de Dera Ghazi Khan. Su documento de identidad fue encontrado quemado en el lugar del atentado.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *