Un nuevo atentado terrorista sacude al mundo.

Al menos 50 personas perdieron la vida y otras 60 resultaron heridas en un atentado terrorista perpetrado hoy en el aeropuerto de Atatük, en Estambul, capital de Turquía.

El aeropuerto Atatürk de Estambul, donde se ha producido el atentado, es el principal aeródromo de la ciudad turca que sirve como nodo de escalas de numerosos vuelos internacionales. El gobernador de Estambul ha asegurado que al menos tres terroristas suicidas detonaron sus explosivos. Funcionarios turcos citados por AP apuntan a que hay primeros indicios de que es el Estado Islámico el autor del atentado.

Cerca de las 22.00 (hora local), la policía ha identificado a dos sospechosos junto a la planta del aeropuerto desde la que se accede a la zona de llegadas de la terminal internacional. Se disponían a intentar pasar el control de seguridad que da acceso al edificio y, según explicó a EL PAÍS una fuente del Ministerio de Interior, uno de ellos abrió fuego con un Kaláshnikov, a lo que los agentes de policía respondieron con disparos para tratar de “neutralizarlos”. Entonces, uno de los sospechosos activó la carga explosiva que portaba. “Se escuchó un tiroteo durante un minuto, y luego vimos como una bola de fuego”, explicó uno de los testigos del atentado a la cadena CNN-Türk.

Además de en esta zona, se han producido ataques en otros dos lugares del aeropuerto, según varios medios locales, en el aparcamiento y en la estación de metro del aeropuerto. El gobernador de Estambul, Vasip Sahin, ha confirmado que hubo al menos tres suicidas. Según la agencia DHA, en el lugar de los hechos se encontraban turistas extranjeros, aunque aún no se ha informado sobre la nacionalidad de los fallecidos.

“Tres terroristas suicidas se han detonado, 28 personas han perdido la vida”, ha dicho Sahin. Según la agencia de noticias pública AA, la cifra de heridos es de al menos 60, de los cuales seis se encuentran en estado grave.

Según varias televisiones, además de las numerosas ambulancias que acudieron al lugar de los hechos, numerosos heridos fueron evacuados al cercano hospital de Bakirköy por los mismos taxistas que habitualmente esperan en el lugar a los pasajeros recién llegados a Estambul.

El Gobierno ha convocado inmediatamente una reunión de crisis con la participación de los titulares de carteras implicados en la seguridad y la lucha antiterrorista. Además, se ha ordenado el cierre de todos los accesos a la terminal, aunque en un principio los vuelos con destino a Estambul continuaron aterrizando en el aeropuerto.      

      

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *