Mariano Rajoy destituye al Gobierno catalán y convoca a elecciones en la región para el 21 de diciembre

***Las medidas, anunciadas por el propio Rajoy tras una reunión de su Consejo de Ministros en Madrid, fueron más allá de lo previsto por la inesperada convocatoria de elecciones en diciembre***

EFE

El Gobierno de Mariano Rajoy acordó este viernes destituir al Gobierno catalán de Carles Puigdemont, disolver el Parlamento regional y convocar elecciones autonómicas el 21 de diciembre, iniciando así con dureza la inédita intervención de la autonomía en Cataluña aprobada horas antes en el Senado.

Las medidas, anunciadas por el propio Rajoy tras una reunión de su Consejo de Ministros en Madrid, fueron más allá de lo previsto por la inesperada convocatoria de elecciones en diciembre, un paso pensado inicialmente para un plazo máximo de seis meses en el plan original del Gobierno, citó DPA.

Además de la destitución del Gobierno catalán  y la convocatoria a las urnas, Madrid aprobó disolver las delegaciones del Gobierno catalán en el extranjero (excepto la de Bruselas) y diversos organismos autonómicos. También acordó el cese de los delegados del “Govern” en Madrid y Bruselas y del director de la Policía autonómica catalana.

El inédito anuncio de Rajoy llegó horas después de que el Parlament en Barcelona aprobara una resolución para instaurar una “república independiente”, una medida que el mandatario calificó de “desgarradora, triste y angustiosa”. 

“Estamos viviendo hoy una jornada triste en la que la sinrazón se ha impuesto a la ley y ha derribado la democracia en Cataluña”, sostuvo Rajoy, que justificó las medidas como un modo de responder al “secuestro inadmisible a la mayoría de los catalanes y el hurto de una parte de su territorio al conjunto de los españoles”.

El mandatario conservador consideró que es hora de “prudencia y serenidad”, “pero también de tener confianza en que el Estado dispone de medios suficientes para recuperar la normalidad legal y disolver las amenazas que están volcando sobre la convivencia”. 

Finalmente, Rajoy insistió en que la intervención en Cataluña mediante el artículo 155 de la Constitución no busca suspender la autonomía de la región, sino restaurarla, y anunció por eso la convocatoria a elecciones: “Son las urnas, las de verdad, las que tienen ley, controles y garantías las que pueden sentar las bases de la convivencia”.

El mensaje de Rajoy se dio después de un día frenético marcado por la aprobación de la resolución independentista en el Parlamento catalán, punto cúlmine del desafío soberanista que mantiene a España en vilo desde hace semanas, y la casi inmediata aprobación de la intervención de la autonomía de la región en el Senado en Madrid. “Lo que ha sucedido hoy en el Parlamento catalán es la prueba inequívoca de lo necesario que era que el Senado aprobara esta propuesta que le ha hecho el Gobierno”, comentó Rajoy en su primera intervención tras el terremoto político en Barcelona.

Senado español aprobó las medidas

El Senado de España aprobó, por mayoría absoluta, las medidas que el Gobierno español ha propuesto para frenar el proceso secesionista en Cataluña.

El pleno del Senado autoriza así al Gobierno español a destituir al presidente regional catalán, Carles Puigdemont, y a todos los miembros de su gabinete, así como a limitar las funciones del Parlamento regional y a asumir el mando de la Policía autonómica (Mossos d’Esquadra). 

También se contempla la convocatoria de elecciones regionales antes de seis meses.

Las medidas se enmarcan dentro del artículo 155 de la Constitución española, que permite que el Ejecutivo central, con la autorización del Senado, asuma el ejercicio de las competencias de autogobierno de una región autónoma cuando sus gobernantes incumplan las leyes.

El texto definitivo suaviza el inicial aprobado por el Consejo de Ministros el pasado sábado, ya que el gubernamental Partido Popular (PP) ha aceptado dos enmiendas del opositor Partido Socialista Obrero Español (PSOE), una para modular las medidas, incluso suspenderlas si cesan las circunstancias que las han originado, y otra para renunciar a controlar los medios públicos catalanes.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *