Incendio en líneas de transmisión bajo el puente sobre el lago de Maracaibo afecta el occidente zuliano

***Según el ministro Motta es un nuevo saboteo en contra del gobierno***

El puente sobre el lago de Maracaibo, ubicado en Zulia, fue cerrado en ambos sentidos este viernes en horas de la mañana.

Según informaron las autoridades se produjo un incendio en el depósito de aceites en una pila del Puente sobre el Lago de Maracaibo General Rafael Urdaneta, sitio en  que se iba a efectuar, 11 horas antes,  la reconexión del cable sublacustre.

El ministro para la Energía Eléctrica, Luis Motta Domínguez, en su cuenta en Twitter @lmottad, con un tuit en que especificó que el  hecho habría ocurrido luego de recuperar la distribución eléctrica, afectada por un “evento inducido” que sacó de servicio  las dos líneas de 230 y 400 Kv.

Además, señaló el ministro que “a las 11:00 am se iba anunciar la reconexión del cable sublacustre que habían cortado… ¡Qué casualidad! Que horas antes del anuncio, se produce un apagón y 5 horas después se incendian los depósitos de aceite del cable a conectar”, tuiteó, en denuncia a los  actos de “sabotaje”.

Motta dijo que para el día de ayer estaba pautada una rueda de prensa a las 11:00 am, en la subestación Punta Iguana, en el estribo oriental del Coloso,   para dar la “buena noticia” a los medios sobre la reconexión del cable sublacustre, la cual tuvo que ser suspendida tras producirse  el evento.

La humareda fue controlada pasadas las 2:00 pm,  según informó la Corporación Eléctrica Nacional (Corpoelec) Zulia en un tuit: “Gracias al Cuerpo de Bomberos se logró controlar el incendio en los depósitos ubicados en una pila del Puente Rafael Urdaneta, reservados para la reconexión del cable”.

Corpoelec agregó: “Nuestro personal técnico atiende el evento inducido que sacó las dos líneas de 230KV y 400KV que produjo un apagón en Zulia”.

Horas más tarde, en el lugar de los hechos, el ministro Motta Domínguez y el gobernador del Zulia, Omar Prieto, ofrecieron  una rueda de prensa para informar sobre los sucedido.

 Motta precisó que la afectación cubrió toda parte occidental del estado, aun cuando hubo municipios de la Costa Oriental del Lago  afectados pero que, por su ubicación, se pudieron atender con mayor facilidad. Sostuvo que la restitución del servicio se está haciendo, pues “ya empezó la generación”.

Sobre la reparación de los daños causados, señaló que “hay que hacer la evaluación, hay que cambiar  el segmento que mide aproximadamente 12 metros, pero también hay que evaluar 10 metros a la derecha y 10 metros hacia la izquierda, porque el cable por dentro lleva una especie de aceite y el fuego pudo haberse propagado hacia los lados y hay que evaluar para saber precisamente cuánto hay que restituir”.

“Son casi 100 metros de cable que tenemos que reponer, pero tenemos el cable, tenemos la forma de empatarlo, el dispositivo, y lo más importante, tenemos la voluntad”, expresó el ministro, quien estimó que los trabajos de recuperación tomen hasta final de mes.

Motta apuntó que, por las altas temperaturas, los trabajos de limpieza y evaluación iniciarán no se pueden efectuar de inmediato. Iniciarán hoy.

El gobernador Prieto, precisó que el acceso al Coloso será restituido “en las próximas horas” y que, como medidas de seguridad, transitarán vehículos ligeros y se evitará el tránsito de camiones, gandolas y otros.

Prieto repudió los hechos y dijo que se continuará evaluando todo el tramo para evitar que hayan otros posibles puntos que deriven  en otros eventos.

“La crisis nos compromete a crear nuevas metodologías en materia de seguridad que seguramente en las próximas horas estaremos coordinando con todos los componentes de seguridad”, puntualizó el gobernador del Zulia.

A partir de las 7:00 pm, se anunció el libre paso en el Puente. Sólo se permitirá el flujo vehicular en un solo canal.

Tras el incidente se bloquearon todas las vías de acceso al Puente sobre el Lago desde las 5:00 am y se evacuó todo el flujo vehicular presente para el momento del evento. Muchos viajeros sintieron frustración al percatarse que no podrían llegar a sus destinos. Más de uno se quedó varado.

Tal fue el caso de María Medina que, con su bebé de 9 meses en brazos, sintió la angustia de no poder cambiarle los pañales ni atenderla apropiadamente.

El apagón afectó a ciudadanos de  Maracaibo, San Francisco, Cabimas, Machíques de Perijá y Jesús Enrique Lossada, quienes estuvieron sin servicio eléctrico pasadas las 12:00 am.

En la capital zuliana, sectores como Bella Vista,  Veritas, El Milagro, la Curva de Molina, Altos el Sol Amado, La Gloria, La Lechuga, Sabaneta, Gallo Verde,  Pomona,  Caminos de la Lagunita, Altos de Jalisco, La Pastora se apagaron por más de 18 horas, y contando.

En algunas zonas la afectación duró poco tiempo, entre una hora  ( en el 18 de Octubre), hora y media (en El Naranjal) y 2 horas (Delicias).  En muchos sectores, el corte se extendió  hasta las 4:30 am como en Tierra Negra;  pero en Haticos por Abajo, Residencias El Trébol y San Jacinto seguían sin ver luz a las 9:40 am. A Las Lomas  volvió a las 10:00 am de ayer tras permanecer apagados desde las 9:00 pm del jueves.

En La Lago, la tarde del jueves les racionaron el servicio por 4 y 5 horas. Pero a las 12:00 de la medianoche, volvieron a quedar sin servicio.

En la urbanización Urdaneta, el apagón le interrumpió el sueño a más de 260 familias. “La luz se fue a las 12:30 am y volvió como a 1:30 am, pero desde las 3:00 am se fue otra vez y seguimos esperando a que regrese. El calor es insoportable, los niños sufren mucho. Esto no tiene para cuando arreglarse”, dijo Patricia Redondo, ama de casa.

En San Francisco, el servicio se restituyó temprano en la urbanización San Francisco, mientras que en El Manzanillo, La Popular y Villa Rica seguían sin luz. En Jesús Enrique Lossada, los residentes seguían reportando ausencia del servicio luego de las 10:00 am. En Cabimas y Santa Rita también vivieron la afectación, mientras que en algunos sectores de Machíques la electricidad retornaba progresivamente a las casas.

El comercio se reactivó tarde. Trabajadores sostenían sus quijadas con la mano en la espera del retorno de la luz. La salud se  mantuvo “a raya” con la ayuda de plantas eléctricas, a diferencia de algunas gasolineras como las E/S La Ranchería y La Munich que permanecían cerradas, a falta de electricidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *