29 víctimas fatales deja atentado en Irán durante desfile militar

***Entre los fallecidos hay militares y civiles, incluidos una mujer y un niño, víctimas de los disparos de los atacantes. El Estado Islámico (EI) se atribuyó el atentado***

Hombres armados que iban vestidos con uniformes militares lanzaron un ataque contra un desfile militar en el suroeste de Irán en el que murieron al menos 29 personas, según Amaq, el órgano de propaganda de la organización.

La televisión estatal dijo que el ataque, que dejó también más de 60 heridos, tenía como objetivo una grada donde los funcionarios iraníes se habían reunido en la ciudad de Ahvaz para presenciar el evento anual que conmemora el comienzo de la guerra contra Irak de 1980-1988.

El atentado, calificado de “terrorista” por las autoridades iraníes, tuvo lugar en Ahvaz, la capital de la provincia de Juzestán, con mayoría de población árabe.

Un movimiento de oposición árabe de etnia iraní llamado Resistencia Nacional de Ahvaz y que quiere la independencia de la provincia petrolera de Juzestán, reclamó la autoría del atentado, que también se adjudicó Estado Islámico, aunque ninguno de los grupos pudo aportar pruebas.

“Terroristas reclutados, entrenados y pagados por un régimen extranjero atacaron Ahvaz […] Irán considera que los padrinos regionales del terrorismo y sus maestros estadounidenses son responsables de tales ataques”, tuiteó el ministro iraní de Relaciones Exteriores, Mohamad Javad Zarif. “Irán reaccionará rápida y firmemente para defender las vidas iraníes”, añadió.

“De los cuatro terroristas, tres fueron enviados al infierno en el mismo lugar del ataque, y el cuarto, que resultó herido y fue detenido, se unió a ellos en el infierno poco después debido a la gravedad de sus heridas”, añadió este general de los Guardianes de la Revolución.

Varios medios iraníes señalaban que los asaltantes iban ataviados con vestimenta militar.

“Quienes abrieron fuego contra la gente y las fuerzas armadas están vinculados con el movimiento Al Ahvazieh”, declaró por otra parte Ramezan Sharif, portavoz de los Guardianes de la Revolución, citado por Isna.

“Están alimentados por Arabia Saudita e intentaron hacer sombra a la potencia de las fuerzas armadas” iraníes, añadió.

El atentado ocurrió en un día de desfiles militares para conmemora el inicio por Bagdad del conflicto Irán-Iraq y la resistencia de la “defensa sagrada” iraní durante esta “guerra impuesta”, según los términos oficiales.

Juzestán fue una de las provincias iraníes más afectadas por los combates durante aquella contienda. Sadam Husein pensaba que la población árabe de la región recibiría a sus soldados como liberadores, pero aquella se mostró fiel a Irán en su conjunto.

El ataque, reivindicado por el EI, se produjo en un clima de tensiones muy fuertes entre Irán y Estados Unidos, que en noviembre ampliará las sanciones contra la República Islámica.

El presidente iraní Hasan Rohani prometió este sábado una respuesta “terrible” de su país después del atentado.

“La respuesta de la República islámica a la más mínima amenaza será terrible”, declaró Rohani, según un comunicado publicado en su página web oficial. “Quienes aportan apoyo en materia de inteligencia y propaganda a estos terroristas tendrán que responder por ello”, añade el texto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *