¡Cuidado! FaceApp la aplicación el momento podría poner en riesgo tu privacidad y tu datos generados por su uso

***La aplicación que ya reúne más de 150 millones de rostros en su base de datos , es un un programa ruso para móvil que envejece rostros ha generado dudas sobre si respeta el derecho a la imagen y la privacidad***

AFP

La inteligencia artificial ha convertido la práctica habitual y antigua de retocar las imágenes en un peligroso juego. La dificultad de distinguir entre una manipulación inocente para diversión o para mostrar una parodia de la realidad y una imagen que parece absolutamente real lleva esta práctica al límite de lo admisible. La moda de la aplicación FaceApp, un programa que puede, entre otras habilidades, envejecer intencionadamente la fotografía de cualquier persona, ha vuelto a poner en entredicho esta práctica, en especial, cuando al descargarla en el móvil se advierte de que los datos pueden ser cedidos a terceros y perder el control de la propia imagen.

El sistema de origen ruso -con base en San Petersburgo con la empresa Wireless Lab- tiene una política de privacidad que detalla permisos «perpetuos, no irrevocables y no exclusivos, a nivel mundial y transferibles» sobre los datos que obtiene desde los aparatos en los que es instalado. Esto significa que es capaz de obtener información como la ubicación y los nombres de usuarios, así como las imágenes que son utilizadas en su plataforma.

Además, FaceApp informa que comparte esta información con compañías de terceros, que no son identificadas, que permiten entregar los servicios que ofrece. La cantidad de imágenes que ya son parte de la base de datos de esta forma asciende a una preocupante cifra de más de 150 millones de rostros, lo que le entrega la capacidad de no sólo utilizar la información para otros fines como publicidad, sino también alimentar algoritmos e inteligencias artificiales de reconocimiento facial, usualmente rusas.
Faceapp peligro

No cabe duda de que FaceApp, número uno en las principales tiendas de aplicaciones del mundo, incluyendo la App Store española, y una difusión en redes sociales que alcanza la calificación de viral, está siendo el éxito del momento.

Esta aplicación emplea un sistema neuronal basado en inteligencia artificial que analiza la fotografía que se sube de forma automática a sus servidores para lograr los efectos ansiados, envejecer o rejuvenecer, al protagonista de la foto con un realismo sorprendente. Hasta aquí, nada nuevo que no suceda a diario con centenares de aplicaciones en todo el mundo, pero en el caso de FaceApp coinciden dos realidades que han hecho disparar las alarmas: los servidores se encuentran en Rusia, por un lado, y por otro, la política de privacidad es lo suficientemente vaga como para que uno se lo piense dos veces antes de aceptar sus términos.

FaceApp es cuestionada en Estados Unidos

La popular aplicación FaceApp, creada en Rusia y que permite a los usuarios estimar cómo se verán a medida que envejecen, es objeto de controversia en Estados Unidos, donde un senador pidió al FBI investigar sus potenciales riesgos para la seguridad nacional y la privacidad.

El senador Chuck Schumer, jefe de la minoría demócrata en el Senado, pidió el miércoles al FBI y al FTC, el organismo de protección del consumidor en Estados Unidos, que investigue los riesgos para la seguridad nacional y la privacidad de las personas, en relación con FaceApp.

Además de por famosos, ha sido usada por millones de personas comunes y es actualmente la aplicación gratuita más descargada en Google Play, con más de 100 millones de usuarios.

Siete razones para que dejes de usar Face App, la aplicación que envejece rostros

1. La aplicación puede utilizarse sin aceptar sus términos y condiciones de uso

FaceApp se puede descargar y empezar a utilizar sin problemas y tampoco leer ni aceptar las condiciones de uso de la aplicación. Sólo en el caso de que tengamos interés en saber qué dice, los podremos buscar. Por eso, por el mero uso de empezar a usarla ya estamos cediendo derechos y datos de todo lo que subimos a los servidores.

2. Con nuestra imagen le estamos otorgando plenos derechos 

Esta app saca chapa de “transferible, perpetua, irrevocable, no exclusiva, libre de regalías, mundial, totalmente pagada, para usar, reproducir, modificar, adaptar, publicar, traducir, crear trabajos derivados, distribuir, ejecutar públicamente y mostrar su contenido de usuario y cualquier nombre, nombre de usuario o imagen proporcionada en relación con su contenido de usuario en todos los formatos y canales de medios conocidos o desarrollados posteriormente, sin compensación para usted”.

3. El Reglamento General de Protección de Datos de la Unión Europea no limita este tipo de prácticas

Los términos de uso de FaceApp dejan muy claro que si algún usuario vive en la Unión Europea u otras zona con leyes que limitan la recopilación de datos o con leyes distintas, en este sentido, a las de Estados Unidos, la aplicación se reserva el derecho de transferir nuestros datos a servidores que estén en países o jurisdicciones que tengan leyes menos restrictivas.

4. No solo Rusia estaría recopilando todo el material

Si leemos las condiciones de utilización y logramos entender alguna cosa parece que el material se almacenaría Estados Unidos, aunque como se dijo la app se reserva el derecho de hacerlo a cualquier otro país que considere oportuno. El equipo principal de desarrolladores de FaceApp está en Rusia, así que siempre queda la duda.

5. Todo los datos que recopila FaceApp

Según un comunicado de la propia compañía hecho público por Techchurch , “simplemente subimos una foto seleccionada por el usuario para editarla. Nunca transferimos ninguna otra imagen del teléfono a la nube”. Pero si volvemos a su política de privacidad dice que incluso tiene un localizador que ponen dentro del teléfono cuando se descarga la app con el cual podrían acceder al resto de información que tengamos en nuestro terminal. La verdad es que no dan ningún información concreta y sobre exactamente qué datos guardan.

6. Podrían usar nuestras imágenes con fines comerciales

FaceApp no hace nada que no hagan otras aplicaciones como Instagram, Facebook o Google. O sea, valerse de nuestras fotografías para mejorar sus servicios, mejorar sus algoritmos, lo que mejora su tecnología de reconocimiento facial basado en redes neuronales y, obviamente, usarla con fines comerciales y publicitarios.

7. FaceApp no borra nuestros datos, pero podemos pedirle que lo haga

FaceApp asegura que “la mayoría de imágenes” se eliminan en las 48 horas posteriores a la fecha de subida, pero sin concretar qué quiere decir “la mayoría”. Dentro de la aplicación no se especifica ningún método para borrar los datos o como solicitarlo, tal y como exige el Reglamento General de Protección de Datos (RGPD). Tampoco podemos descargar una copia de nuestros datos personales que guarda, tal y cómo sí se puede hacer en Facebook, Google o WhatsApp. No obstante, la compañía acepta solicitudes para eliminar todos sus datos de los servidores: “Para el procesamiento más rápido, recomendamos enviar las solicitudes desde la aplicación móvil y usar “Configuración-> Soporte-> Reportar un error” con la palabra “Privacidad” en la línea del asunto. Así que teóricamente es posible hacerlo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *